Economía y hacienda

Misión / Visión Institucional

Es misión de la Secretaría de Economía y Hacienda coordinar los programas que desarrollen actividades en materia económica, financiera, administrativa y fiscal.

Cumplir con los niveles de ingresos y gastos presupuestados.

Aportar al cumplimiento de los objetivos propuestos por cada uno de los programas de las jurisdicciones municipales, garantizando la provisión de recursos presupuestados o en su caso superarlos, para cubrir sus gastos e inversiones presupuestadas.

Mantener el Equilibrio Presupuestario y Financiero del Municipio, haciendo un control y seguimiento, permanente y estricto, de recursos y gastos.

Objetivos Estratégicos

Planificar mensualmente los gastos corrientes adaptándolos a la programación financiera. 

Realizar el cronograma de obras y de ejecución de los proyectos de inversión para incluirlos en la programación financiera garantizando su financiamiento y para mantener en mismos niveles los fondos ociosos.

Continuar con mejoramiento de los sistemas de administración financiera, a través del Sistema Informático.

Diferenciar en política recaudatoria los contribuyentes con real capacidad contributiva de aquellos que no la tengan y se efectivizarán los mecanismos pre judiciales y judiciales establecidos para cada caso.

Metas / Usuarios / Beneficiarios y Productos Relevantes

Proponer actualizaciones a las normas legales tributarias con criterio de igualdad y equidad para la mejora de los recursos.

Establecer mecanismos de control en las formas que se realizan las contrataciones y gastos en el marco de las ordenanzas vigentes.

Dirigir y coordinar las actividades económicas financieras, administrativas y fiscales a fin de incrementar la recaudación y mantener la orientación del gasto cubriendo las necesidades y expectativas de la comunidad y del municipio como ente prestador de servicios a la misma.

Implementar la Evaluación Participativa semestral del funcionamiento de los servicios municipales, a fin de evaluar la evolución del TCI.

El Presupuesto Participativo como política pública

(Art. 93 C.O.M.) Se establece el carácter participativo del presupuesto, debiendo fijarse por ordenanza los procedimientos de consulta sobre las prioridades de asignación de recursos. El presupuesto de gastos y cálculo de recursos deberá estar estructurado de acuerdo a las siguientes categorías programáticas: Programa, Proyecto, Obra y Actividad; de modo tal que permita evaluar el cumplimiento de los objetivos de las distintas áreas municipales, así como facilitar el control de gestión, teniendo especialmente en cuenta los principios de publicidad y anticipación.

¿Qué es el Presupuesto Participativo? (PP)

El PP consiste en un proceso de intervención directa, permanente, voluntaria y universal en el cual la ciudadanía conjuntamente con el gobierno, delibera y decide qué políticas públicas se deberán implementar con parte del presupuesto municipal. El proceso busca orientar la redistribución de los recursos de la ciudad a favor de los grupos sociales más vulnerables.

¿Por qué implementar el Presupuesto Participativo a nivel local?
Los gobiernos locales constituyen la instancia de gobierno más próxima a la ciudadanía y los municipios son el ámbito donde las políticas públicas tienen un impacto más directo sobre la vida de ciudadanos y ciudadanas. Partiendo de esta circunstancia, resulta fundamental entonces apoyar la implementación de mecanismos de participación ciudadana directa en las decisiones de políticas públicas, en dichos ámbitos locales. En ese sentido la mayor riqueza del Presupuesto Participativo es su contribución a la democratización de la relación Estado-Sociedad. A partir de ella, es posible recuperar la credibilidad del Estado mediante una experiencia a nivel local que lo ubica en estrecha conexión con los intereses populares. Por otro lado, mediante el PP se abren las puertas a un proceso de co-gestión de los asuntos públicos entre el gobierno y la sociedad contribuyendo, así, a la profundización de la democracia en el espacio local.